Charlie Parker — 3. Perfil asesino — J. Connolly




El hallazgo fortuito de una fosa común, a orillas de un lago en el norte de Maine, pone al descubierto un espeluznante asesinato en masa cometido hace más de treinta años. Todos los miembros de una comunidad religiosa, los Baptistas de Aroostook, desaparecieron sin dejar rastro en 1964, y, ahora que sus cadáveres han vuelto al presente como una muda acusación, alguien parece muy interesado en que el misterio quede sin resolver. Pero el pasado regresa con inusitada brutalidad. La primera víctima es Grace Peltier, una estudiante que, al investigar sobre el fanatismo religioso en el estado de Maine, ha ahondado en la vida y el enigmático final de la comunidad de Aroostook. En apariencia, Grace se ha suicidado, pero hay indicios de asesinato más que suficientes para que la familia solicite la intervención del detective Charlie Parker, «Bird», el protagonista de las anteriores entregas de John Connolly.


Éste es el tercer libro de una saga que tiene, de momento, catorce libros autoconclusivos. Los casos se cierran en el mismo libro, pero al tener a los mismos protas durante toda la saga, sí que hay un hilo conductor y al leer alguno salteado puede que te spoilees sobre la vida de ellos.

Pongo aquí las reseñas que hicimos en Yoglaxx de los dos libros anteriores: 1. Todo lo que muere y 2. El poder de las tinieblas .

Nunca me voy a cansar de agradecerle a Emi por haberme dado a conocer esta maravillosa saga. No tengo ni una mala palabra para estos personajes ni para este escritor.


Tengo la casi absoluta certeza, digamos que un 99,9 periódico (no sé escribir el arco sobre el nueve :( ), de que nunca le podré poner un «pero» a un libro de este señor. Me ha arruinado para todos los demás autores. Están tan bien escritos estos tres que me he leído de él que se ha convertido en mi autor favorito.



Si es que los personajes son siempre muy completos. Con sus más y sus menos. Sangran. Tienen dudas morales. Se cansan. Sueñan. Desean. Son blandos cuando tienen que serlo. Son duros como el acero cuando menos te lo esperas. No carecen de corazón ante las injusticias aunque son ladrón de guante blanco, asesino a sueldo y detective venido a menos con el gatillo fácil.

«El carácter de la humanidad, su esencia, consiste en sentir el dolor ajeno como propio, y actuar para aliviar ese dolor.»

Aplaudo siempre a todos los personajes complejos. Me irrita que me digan cómo son los personajes en vez de permitirme conocerlos y juzgarlos por sus actos y pensamientos internos. Y Connolly no lo hace, y lo adoro todavía más por ello. John nunca defrauda. Ni con los malos ni con los buenos.

Los buenos son los cuatro gatos de siempre. Los grandiosos actores principales de esta saga. Tenemos a Bird, que se encuentra con las ganas de abandonar los riesgos que venía asumiendo al meterse en grandes líos con traficantes, asesinos y mafiosos, pero que no consigue quitarse de encima una bendición (o maldición) paranormal de ver y sentir a los fantasmas de las personas que sufrieron una muerte violenta. Si les viene a la mente la señora Love Hewitt, ahuyéntenla porque no es ni parecido a lo que le ocurre a nuestro prota.

«El pasado nunca muere realmente. Está ahí, a la espera, justo bajo la superficie del presente. Todos tropezamos de vez en cuando con él, todos, a través de reminiscencias y evocaciones.»

Los otros buenos que conocemos son los dos gais adorables y peligrosos pero supermonos Louis y Ángel. Ellos son los que añaden un toque profundo y gracioso a la saga. Son profesionales semiretirados que ayudan siempre a Charlie en sus investigaciones. Sin pensarlo. Sin quejarse. Sin que se les tenga que pedir dicha ayuda. #FriendshipGoals . Luego está Rachel, la psicóloga, pero no me entretengo con ella porque me cae mal y, aparte, aparece muy poquitito.

Y ahora me toca pasar a los malos malotes de este libro. ¡Vaya malos! Nunca deja de asombrarme la capacidad de este hombre para mejorar sus antagonistas a cada libro que pasa. Son siempre más retorcidos y desalmados. Cada cual peor que el anterior.

Y lo malo (o lo impresionantemente genial) es que nunca hay solo un malhechor en los libros. Siempre se siguen varios hilos que, de normal, confluyen en un mismo caso. Unos contra otros. Haciendo barbaridad tras otra para vengarse.

Yo no querría cruzarme en el camino de ninguno de ellos... y, si vamos al caso, tampoco de John Connolly, ese hombre es retorcidamente maravilloso en analizarlos a todos, en hacerlos actuar. Si puede inventarse personajes así... ¡mamita querida!

En fin, nunca podré alabar lo suficiente al bueno de John.


Aunque puede que la haya cagado en la edad de uno de los malos malotes.

Comentarios

  1. Me encantó la reseña! (sobre todo, la descripción de Bird: "detective venido a menos con el gatillo fácil" Jajajajaj).
    Los malos de este libro son los que más me gustan de toda la saga (aunque hay otros que son incluso peores más adelante). Son muy retorcidos y asustan de verdad.
    Si hay algo de lo que trata esta saga, es sobre Friendship Goals jajajajaja. Es una de las mejores cosas que tiene :P Ya vi que le pusiste Want to Read al cuarto... así que ya sabés a qué puerta llamar cuando lo quieras empezar ;)

    P.D.: ¡De nada! Aunque yo no voy a dejar de agradecerte que todavía tengas ganas de empezar el millón de libros que te recomiendo y que te unas al fan club, en vez de salir corriendo espantada por mi insistencia :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!

      Ese día me sentía inspirada con los adjetivos jajajajajajajaja. Qué lindo que te haya gustado :3

      Ay, no, no me digas eso. No quiero que sufran más :( :( jajajajjajaja. Bueno, si tienen que sufrir, que sufran; pero poquito xD.

      Chiiiiiii, te tomo la palabra. ¡¡Me pongo en contacto con vos este finde!!

      P.D.: ... en todo caso, saldría caminando espantada... eso de correr no es lo mío... jajajajjajajajajaja

      ¡Gracias por pasarte!

      Eliminar
  2. Tiene buena pinta, hace tiempo que no leo ningún libro de misterio así que me lo apunto para darle una oportunidad !! gracias por la reseña ^^ un saludo del blog interpretadoras de letras ^^

    Desireé

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!

      ¡Son preciosos! Igualmente te recomiendo empezar por el primero: Todo lo que muere. Los crímenes son perfectos en todos los que he leído hasta el momento. Solamente odio a Rachel jajajajajajaja

      Gracias por pasarte, ojalá te encante esta saga tanto como a mí. Saludos!!!

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Detestable error

Herida muy profunda — Marissa Farrar

Tarta de almendras con amor — A. Vallvey

Ugly love — C. Hoover