E de Equidad


EQUIDAD: Disposición del ánimo que mueve a dar a cada uno lo que merece.

Antes de empezar a desgranar lo que pienso de esta palabra, voy a enumerar todas las opciones que hay con E. Está Eva (yo), equivalencias, equilibrio, evasión, emisión, enamorarse, entender, estorbar, emprender, épocas... ¿Comprenden ahora mi dilema? :P

Sin embargo, me decidí a hablar de la EQUIDAD después de ver un video de un experimento social sobre las apariencias y lo insensibilizados que estamos con las personas que no están limpios o bien vestidos.

El experimento tuvo lugar en Georgia, pero la verdad es que da igual en qué país o en qué ciudad. Todos nos comportamos de la misma manera. En realidad, es virtualmente imposible no dejarse llevar por las impresiones visuales que tenemos al conocer a una persona. Si vamos al caso, elegimos cualquier tipo de producto de acuerdo a las primeras sensaciones que nos causa al verlo.

Centrándonos en el contacto persona-persona, es verdad que en primera instancia nos acercamos a las personas que huelen bien, que están limpios, que sonríen, que van bien peinados, que son guapos, que tienen buen cuerpo... Pero, ¿por qué? ¿Tan influenciados estamos por la sociedad para de verdad no darle ni una oportunidad a la gente que no encaja, a los marginados?

Soy de las que no da limosna... pero la cuestión aquí es otra, se trata de otra clase de ayuda. En el video del experimento, había una nena actriz a la que la vistieron con un bonito vestido y a la que peinaron a la perfección. La dejaron solita enfrente de un edificio (gubernamental, supuse), donde pasaba una gran cantidad de gente, caminando de un lado para el otro. Muchas personas se pararon a intentar ayudar a la nena, preguntándole si estaba perdida o si se encontraba bien, si esperaba a su madre o si recordaba el número de teléfono de su casa para llamarle.

Pasado un tiempo, la niña va hacia los organizadores del experimento y le cambian la ropa, la despeinan y la maquillan para que parezca sucia. Vuelve al mismo sitio. Está ahí de pie todo el rato, y nadie, nadie se paró a preguntarle cómo está ni si necesita algo. Ni siquiera la miran.

Luego deciden trasladar la experiencia a un restaurante de un centro comercial. Mientras estuvo bien vestida y peinada, todos le sonreían y se preocupaban por ella. En cambio, cuando volvió a estar sucia, la ignoraban y hasta la echaban con malos modales del restaurante. La pobre nena no aguantó el mal trago que le hicieron pasar y, aun siendo una actriz y no una verdadera nena de la calle, salió corriendo de allí con lágrimas en los ojos.



Triste y vergonzoso, ¿verdad?

¡¡¡Equidad en el trato hacia las personas, por favor!!!

Tratemos amablemente a todas las personas, vengan de donde vengan, vistan como vistan, huelan como huelan; y juzguemos solamente por los actos. Veamos más allá que la simple apariencia. 

Comentarios

  1. Tienes razón sis! El mundo nos ha hecho materialistas y nos ha desensibilizado ante situaciones como estas :( seria genial que compartieras el video ;)

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo cada vez me desilusiono más con nosotros los humanos... ¿y que nos admiremos cuando una persona hace algo correcto? ¿Cómo nos sorprendemos tanto de que se haga lo que se debe? Eso debería ser lo normal... :(:(:(

      Ahí añadí el video ;)

      Besotes, sispi!

      Eliminar
  2. Esto lo he estudiado en psicología social (justo vi ese vídeo y un porrón más parecidos). Desgraciadamente es porque no sentimos empatía representativa en los pobres, sucios y mal vestidos. Creemos que están alejados de la realidad y si están ahí es por culpa de ellos.

    En cambio si lo ves bien vestido lo ves semejante a ti y lo ayudas porque sientes la empatía de que algún día puedes echar dinero de menos y no poder pagar un bus o que tu hijo se pierda mirando escaparates. Nadie piensa en verse sin casa y sin nada que comer. Los humanos somos así.

    Comparto con Gis lo de poner los vídeos porque impactan mucho ;)

    Besostes chocolatotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Achoco, hola!

      Me quiero... jolín, voy a ser psicóloga social o antropóloga o psicóloga a secas.

      No entiendo cómo no podemos sentir empatía con las personas (ni con los animales, si vamos al caso). ¿Crees que somos así por naturaleza? ¿O por cultura?

      Gracias por pasarte, besotes!

      Eliminar
    2. No es que no podamos es que nos cuesta más porque no nos vemos reflejados y además somos egoístas.

      Ayudamos muchas veces (no todas, hay tipos de razones por las que se ayuda y varías teorías) teniendo en cuenta si vamos a ser ayudados o para dar buena imagen. Antes cuando España por ejemplo era sumamente católica era una forma de limpiar pecados y tener buena imagen social.

      Esas son otras posibles razones por las que no los ayudamos, además de la mala fama que aunque no ha sido intencionada han dado algunos programas. Dando a entender que los que `piden son drogatas, vagos o partes de mafias.

      Aunque si hablas de cultura las que son colectivistas ayudan más que las individualistas :)

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

La enfermedad de las emociones: el trastorno bipolar — Varios Autores

Teutoburgo — V. M. Manfredi

Tarta de almendras con amor — A. Vallvey

Herida muy profunda — Marissa Farrar