#Kissme — 1. Prohibido enamorarse — E. Kennedy


Hannah por fin ha encontrado un chico que la vuelve loca, pero hay un pequeño problema: no tiene ni idea de cómo seducirle.

La solución es Garrett, el deportista y playboy más deseado del campus: él necesita aprobar un examen a toda costa, y a cambio puede ayudarla a poner celoso a cualquiera...

Incluso a sí mismo. Cuando un beso inocente les lleva a una noche increíble, Garrett ve la luz: Hannah no puede irse con otro. Tiene que convencerla de que se quede a su lado.

Pueeeees, la sinopsis no da mucho lugar a mucha más explicación de la trama. Ella es la inteligente de la clase en la que él falla por más que lo intente. En un tropiezo tonto por parte de ella, se le caen las cosas y él la ayuda a recogerlas (qué caballero!! ♥) y ve que sacó un diez en el examen... y a partir de ahí se desarrolla la cosa.


PROS:

1. Protagonistas: Como no podía ser de otra manera en un chic lit, Hannah y Garrett son unos bellezones. Ella estudiante de Canto y él de Historia y capitán adorado del equipo de hockey sobre hielo. Garrett es respetado y deseado. Es buen tipo, con un cuerpo y una cara de diez, simpático, buen amigo, buen capitán, buen jugador de hockey, buen amante... no tiene nada de malo este chico. Un pasado difícil que iremos descubriendo pero, aparte de eso, es oro en estado puro. Hannah es buena amiga, simpática, talentosa, amable, está buena, buen entorno familiar... pero con pasado también difícil que sabemos casi desde el principio.

2. Secundarios: Básicamente me refiero a los amigos de él, con los que comparte casa fuera del campus. La verdad es que son todos jovenazos tremendos, todos buenos jugadores, todos simpáticos, todos reyes del sexo, todos buenas personas... En cuanto a amigos de ella, pues que yo recuerde no hay más que una o dos conversaciones más largas que «Hola, ¿cómo estás?», así que no hay más que decir. (Quiero ir a esa universidad, ¡pero ya!)


3. Prosa: Pues es algo realmente fácil de leer. Todo se desarrolla a un paso rápido pero más o menos creíble. Tono gracioso en todos los párrafos. Los chistes y comparaciones que te sacarán al menos una sonrisa. Es un buen libro para un fin de semana en el que no quieras pensar en nada profundo ni quieras darle vueltas al coco. Chic lit ligero.

CONTRAS:

1. Personajes: Sí, ya sé que lo puse como un PRO, pero es que no me gusta que todos al completo sean tan perfectos y simpáticos y compasivos. Y... vale, sé que en general todos los jóvenes tenemos la misma jerga y, por tanto, es normal que hablemos casi igual. Sin embargo, añado que también somos individuos, así que me chirría cuando todos el mundo habla exactamente igual y tienen exactamente el mismo humor.

2. Primer encuentro: Pues como he dicho antes, ella se tropieza y se le caen los libros. El fallo que le veo a esto es que ella no tropieza en ningún otro lado ni se le cae nada en ninguna otra escena del libro. Lo veo como un fallo de la escritora. Quizá debería haber hecho que él le quitara el examen o que lo hubiera leído en otro momento o la hubiera escuchado decirlo. O podría haber ido por el lado de que ella fuera patosa en otras escenas.



3. Temas personales: Esto normalmente me encanta, pero en este libro es de lo peorcito. Creo que el pasado de ambos se explotó poco y mal. No quiero spoilear. La situación de uno y otro es digna de rabia e indignación por parte del lector, pero yo debo de ser una sincorazón. No me sentí mal por ellos.

4. Citas: Se me hace horrendo que no me guste ninguna frase en todo el bendito libro. De normal, me subrayo al menos dos, pero en Prohibido enamorarse no apareció nada profundo, nada filosófico.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Magia prohibida — J. Beverley

Detestable error

Redemption — 0.5 Isn't she lovely — L. Layne

Herida muy profunda — Marissa Farrar