Auschwitz — 1. Si esto es un hombre — P. Levi



Si esto es un hombre, libro que inaugura la trilogía que Primo Levi dedicó a los campos de exterminio nazis, surgió en la imaginación de su autor durante los días de horror en Auschwitz, cuando la principal preocupación de los prisioneros era que, de sobrevivir, nadie creería la atrocidad de la historia vivida. Los campos de concentración y exterminio, más que resguardados por las alambradas y los guardias, lo estuvieron por su propia monstruosidad, que los hacía inconcebibles. Es la sobriedad del testimonio de Primo Levi, una víctima que no grita pero que arranca el grito de la garganta de su lector, lo que devuelve al horror su realidad y lo hace inteligible como una siniestra señal de peligro. Un libro conmovedor de un hombre con una indestructible fe en la razón.


Este es el primer libro de una trilogía que empezó a darle forma el señor Levi dentro del campo, a modo desahogo, pero desde el punto de vista analítico y filosófico de la "sociedad" que se había formado ahí.



«Toda víctima debe ser compadecida, todo superviviente debe ser ayudado y compadecido, pero no siempre pueden ponerse como ejemplo sus conductas.»

Él mismo dice que no escribió este libro para «formular nuevos cargos, sino para proporcionar documentación para un estudio sereno de algunos aspectos del alma humana». Es por ello que al leer estas páginas, uno no encuentra un relato fundado en el odio hacia los alemanes que los encerraron y mantuvieron ahí.

Primo Levi era químico y acostumbraba a llamar las cosas por su nombre, tanto a los de un lado como a los del otro. Pocas veces he leído yo una explicación más objetiva de las horrorosas vivencias de los cautivos. Pocas veces he leído yo un análisis del comportamiento humano dadas unas circunstancias u otras.

Dentro del libro, entendemos cómo funcionaba ese campo de destrucción en concreto: cómo se organizaban en barracones, quién mandaba y por qué, qué había que hacer para conseguir hilo y aguja, cómo funcionaba el mercado negro interno, cómo se hacías las cuadrillas de trabajo, cómo había que hacer para obtener una ración más de pan o elegir sitio en la cola del reparto de la sopa para que les tocase un cucharón menos aguado, cómo tenía uno que comportarse para no recibir golpes (aunque explica que muchas veces eran injustificados)...

«Muchas cosas dijimos e hicimos entonces de las cuales es mejor que queden en el recuerdo.»

El por qué del título se explica en la siguiente cita: «Pocos son los hombres que saben caminar a la muerte con dignidad, y muchas veces no aquéllos de quienes lo esperaríamos». La muerte del alma, de las ganas de rebelarse, de decir que no, de plantarse; la valentía... Todo eso te lo mataban con la manera de organizar los campos, con la manera en la que te obligaban a actuar hacia tus congéneres, la casi falta de conciencia con las cosas que se hacían entre los cautivos para conseguir más comida o algún trato de favor...

Es un libro muy educativo y totalmente imprescindible para ver desde dentro lo que eran los campos de exterminio. Al final del libro, hay una ronda de Preguntas Más Frecuentes que el autor responde por la cantidad de veces que le fueron preguntadas en sus entrevistas y conferencias para estudiantes.







Comentarios

  1. Ya sabes que a mi este tema me llama, creo que cada libro que encuentro que lo trata lo leo, y este no iba a ser menos, ale pa goodreads que va por tu culpa JAJAJAJA

    Besos y chocolate, separados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Wiiiiiii. Somos parecidas en eso entonces: libro o película o serie sobre esta época, libro o película o serie que engullo, xD.

      Ojalá te guste tanto como a mí. ¡Besotes!

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Trilogía "El despertar"-Josephine Angelini

K de Kilómetro

Love, rosie